Arrugas y flacidez

En Clínica de Medicina Estética Carmen Pérez afrontamos la aparición de las arrugas y la pérdida de elasticidad en la piel como parte natural de la vida, y ayudamos a minimizar su impacto estético respetando la propia identidad del paciente.

La edad, la genética, los hábitos de vida y el entorno actúan de forma diferente sobre cada hombre, provocando nuestro envejecimiento celular.

Para hacerle frente, adaptamos los tratamientos a las características individuales del paciente, teniendo en cuenta el origen de cada arruga, su tipología y localización. En la mayoría de los casos, los mejores resultados se obtienen combinando varios tratamientos.

Nuestro objetivo es conseguir que la piel gane en elasticidad y firmeza, para recuperar el contorno mandibular de una forma natural y saludable, preservando el equilibrio y armonía del rostro masculino en todo su conjunto.

Tratamientos faciales

Sin cirugía

Mínimamente invasivo

Seguros y eficaces

Con productos de última generación

Aplicación en consulta

En una o varias sesiones

De 15 a 60 minutos

Práctica ambulatoria (no requiere ingreso, ni baja)

Resultados inmediatos

Tratamientos para las arrugas y flacidez

Toxina botulínica:

Atenúa las arrugas de expresión

La toxina botulínica es una proteína natural que, inyectada en microinyecciones en puntos muy concretos, actúa relajando los músculos, con lo que las arrugas se atenúan y la piel se alisa.

Su aplicación está indicada para las llamadas “arrugas de expresión”, que suelen aparecer en el tercio superior de la cara: frente, entrecejo y zona periocular, fundamentalmente.

La toxina botulínica actúa de forma selectiva sobre la zona predominante del músculo, relajando la expresión del rostro sin perder la expresividad personal. La experiencia y el conocimiento profundo de este tratamiento por parte de profesional médico es una de las claves para obtener los mejores resultados y el aspecto más natural.

Este efecto se manifiesta a los tres días aproximadamente de ser inyectada. Su duración es de 4-6 meses.

Rellenos dérmicos:

Alisan reafirman, aporta volumen y mejoran el contorno facial.

La utilización de rellenos dérmicos nos permite la regeneración del volumen perdido en el rostro y los labios, moldear el contorno facial, así como eliminar arrugas y reducir pliegues.

Mediante técnicas mínimamente invasivas aplicamos diferentes sustancias, siempre después de evaluar las necesidades concretas de cada paciente, con el objetivo de recuperar la belleza natural y saludable respetando la propia identidad.

Las sustancias con las que trabajamos en Clínica Carmen Pérez son productos biocompatibles sintetizados con las máximas garantías médicas, que provienen de los laboratorios más punteros en investigación y primeras marcas existentes en el mercado; siempre, con el objetivo ofrecer una garantía de resultados y la máxima seguridad.

Principales sustancias para el tratamiento.

Plasma rico en plaquetas (PRP):

Las proteínas del plasma del paciente son el mejor aliado para conseguir una piel con más volumen, tersura e hidratación.

Es un tratamiento ideal para recuperar pieles maduras o pieles jóvenes con marcas de acné y nos ayuda a nutrir, revitalizar, mantener y equilibrar las células de la piel.

El plasma se obtiene mediante una extracción de la propia sangre del paciente, lo que aporta un plus de seguridad y eficacia en el tratamiento.

A partir de esta muestra, se obtienen las plaquetas, componente de la sangre rico en proteínas que potencia la producción de colágeno.

El tratamiento consiste en aplicar plasma enriquecido en Factores de Crecimiento en la capa intermedia de la piel, tanto en el rostro como en el escote, cuello y manos.

Éstos, aumentan el grosor de la piel, devolviéndole su elasticidad y firmeza. Además, restaura la vitalidad cutánea, recupera la consistencia elástica, mejora la afluencia vascular, estimulando las secreciones e incrementando la tersura y apariencia de la piel.

Luz pulsada intensa (IPL):

Un tratamiento completo contra las arrugas ligadas al fotoenvejecimiento.

El rejuvenecimiento facial con IPL consiste en una emisión de luz para el tratamiento de la piel fotoenvejecida. Es similar al láser pero se aplica a alta intensidad y en frecuencia de pulsos. Es una técnica que trata múltiples lesiones cutáneas como alteraciones vasculares (rojeces y vasos dilatados de la piel), manchas, lesiones pigmentadas y pequeñas arrugas. También es muy eficaz para tratar el fotoenvejecimiento del escote y las manchas de edad en las manos.

La aplicación del IPL facial mejora el aspecto de la piel de forma global. Al activar la producción de colágeno desde las capas más profundas de la piel, se consigue mejorar su firmeza, su luminosidad y su hidratación, lo que permite un rejuvenecimiento facial completo y absolutamente natural.

¿Qué conseguimos con el tratamiento IPL?

  • Rejuvenecimiento facial completo
  • Piel más luminosa, tersa y joven
  • Hidratación y mejora en la calidad de la piel
  • Recupera la elasticidad y la firmeza
  • Elimina las manchas, pecas, lentigos, etc.
  • Elimina las lesiones vasculares (cuperosis, rosácea, etcétera).

Láser Erbio-Yag o Resurfacing:

Contra los pliegues alrededor de los labios y arrugas peroculares.

El láser Erbio-Yag emite un haz de luz muy intenso y muy preciso, concentrado únicamente en la zona que queremos tratar de las arrugas peribucales o en toda la zona facial, en función de las necesidades de cada paciente. Su acción, que activa la producción de colágeno, hace que a los pocos días del tratamiento comience a notarse que la piel recobra firmeza y luminosidad y que las arrugas se van suavizando.

La tecnología del láser Erbio-Yag puede utilizarse para tratar las arrugas profundas peribucales (más conocidas como código de barras) y del contorno de ojos (o patas de gallo), marcas de acné y cicatrices profundas.

Carboxiterapia:

El CO2 aplicado a la belleza con resultados sorprendentes

La aplicación de Dióxido de Carbono (CO2) inyectado bajo la piel permite un aumento del aporte de oxígeno de la zona, lo que estimula la formación de colágeno del propio organismo. De esta manera, se restablece la microcirculación, aumentando la cantidad y velocidad de flujo sanguíneo.

Esta acción mejora el aspecto de la piel de una forma global, alisando la superficie y mejorando la circulación, lo que dará un aspecto más firme y rejuvenecido.

Aplicaciones de la carboxiterapia

  • Rejuvenecimiento
  • Flacidez
  • Arrugas
  • Párpados
  • Bolsas
  • Ojeras

Mesoterapia:

La hidratación profunda que revitaliza la piel.

La mesoterapia es un tratamiento con micro-inyecciones intradérmicas de ácido hialurónico que aumenta la firmeza, la elasticidad y la luminosidad de la piel.

El ácido hialurónico tiene una gran capacidad para absorber y guardar agua, lo que posibilita la hidratación óptima de la piel.

Con este aporte de hidratación, el rostro, el escote, cuello y manos recuperan de forma gradual la calidad y elasticidad de la piel, que se percibe como un aspecto natural y notablemente tonificado.

Hilos tensores:

Recupera la firmeza sin cirugía

La implantación de hilos tensores es un avanzado tratamiento para conseguir el rejuvenecimiento del conjunto del rostro sin tener que recurrir a la cirugía. Estos hilos -compuestos por polidioxanona, una sustancia biológica y reabsorbible- se colocan en la dermis del paciente, haciendo que la piel recupere la firmeza en toda la zona donde se han insertado. Al mismo tiempo que aportan un efecto tensor, su composición estimula la producción de colágeno y elastina, con lo que se regenera la vitalidad de la piel de forma natural.

Solicita más información

He leído y acepto la política de privacidad

881 16 60 35