Acné y secuelas de acné

El acné es un problema que se presenta de forma frecuente durante la adolescencia y que afecta a más del 89% de los adolescentes y condiciona de forma importante su autoestima y sus relaciones sociales.

Puede aparecer en la cara, el pecho y la espalda, y puede continuar presente hasta bien entrada la edad adulta.

En Clínica de Medicina Estética Carmen Pérez contamos con los tratamientos más avanzados y eficaces orientados a la prevención y a minimizar las cicatrices que esta patología puede llegar a dejar en la piel.

Nuestros tratamientos intervienen en la regulación de la secreción grasa, evitan la obstrucción de folículos y combaten la bacteria que origina estas lesiones : propionibacterium acnés.

Normalmente los mejores resultados se consiguen con la combinación de diferentes técnicas, por eso es fundamental realizar un análisis previo y determinar el procedimiento más adecuado para cada caso.

Tratamientos faciales

Sin cirugía

Mínimamente invasivo

Seguros y eficaces

Con productos de última generación

Aplicación en consulta

En una o varias sesiones

De 15 a 60 minutos

Práctica ambulatoria (no requiere ingreso, ni baja)

Resultados inmediatos

Tratamientos para el acné

Peeling químico

La regeneración natural de la dermis y la epidermis

Aplicamos peelings químicos para regular el exceso de grasa de la piel que en ocasiones se ve alterada por diferentes factores hormonales. Gracias a este tratamiento, conseguimos reequilibrar el pH de la piel, recuperar su aspecto saludable y evitar la aparición de cicatrices.

Láser de plasma (Plasmage®)

El láser de Plasmage, es una novedosa técnica que consigue neutralizar la bacteria que causa la infección del acné(propionibacterium acnés).

Se aplica de forma localizada, atacando directamente a la bacteria, que pierde su actividad, con lo que se reducen los síntomas de forma considerable.

Luz pulsada intensa (IPL)

Con el tratamiento de luz pulsada, tratamos las lesiones vasculares residuales del acné. Se aplica de forma localizada  sobre las lesiones de haces de luz de alta intensidad que penetran en las capas más profundas de la piel, con lo que conseguimos estimular la producción de colágeno reducir la vascularización de la dermis, lo que conlleva una mejora en la textura, color y calidad de la piel.

Plasma rico en plaquetas (PRP)

Se trata de una de las técnicas más avanzadas para el tratamiento de las secuelas de acné. Gracias al plasma, estimulamos la producción de colágeno que permite reducir las cicatrices de acné.

El plasma se obtiene a partir de una extracción de la propia sangre del paciente, lo que aporta un plus de seguridad y eficacia en el tratamiento. A partir de esta muestra, se separan las plaquetas, componente de la sangre rico en proteí­na, que potencian la producción de colágeno.

Láser Erbio-Yag

Su utilización está indicada en el tratamiento de las marcas de acné y cicatrices profundas, el láser Erbio-Yag es laser ablativo (con una acción más profunda) que activa la producción de colágeno del propio paciente. Con esta técnica, la piel recupera su uniformidad y aspecto saludable de una forma absolutamente natural.

Los resultados son visibles inmediatamente, siempre y cuando el tratamiento sea realizado por un médico experto y el paciente siga los cuidados que esta técnica requiere.

Carboxiterapia

Al igual que el Láser Erbio-Yag, la carboxiterapia está indicada para el tratamiento de las lesiones más profundas de acné.

La aplicación de Dióxido de Carbono (CO2) inyectado bajo la piel, permite un aumento del aporte de oxígeno de la zona, lo que estimula la formación de colágeno y la consiguiente mejora de la cicatriz de acné.

Preguntas frecuentes

¿El acné está causado por la alimentación, el chocolate, las grasas o los embutidos?

No, no hay ningún estudio concluyente que muestre una relación definitiva entre el acné y la alimentación. La ingesta excesiva de alimentos ricos en hidratos de carbono (como la pasta, las patatas, el pan…) y los dulces pueden aumentar los requerimientos de insulina y ésta a su vez agravar el acné. 


¿Necesito prepararme para recibir el tratamiento?

Las cremas anestésicas de uso tópico son necesarias para alguna de las prácticas ambulatorias que se realizan en la clínica; solo tendrás que aplicártela una hora antes de la intervención.
Es posible que te pidamos que suspendas temporalmente algún tratamiento con cremas de dermocosmética que estés utilizando en casa por si su composición interfiere con los medicamentos que vamos a utilizar. Para ello, revisaremos contigo sus ingredientes y te daremos las indicaciones precisas.


¿Puedo hacer vida normal después del tratamiento?

Sí, aunque es posible que los cuidados tras las prácticas ambulatorias requieran que utilices cremas especiales,  no tomes el sol durante unas semanas y utilices siempre fotoprotección.


¿Cada cuánto es bueno repetir un tratamiento?

Depende del tratamiento que realices y de cómo tengas la piel. Hay técnicas que se pueden repetir en semanas y otras que con una aplicación es suficiente. Lo mejor es que lo valoremos en cada caso.


¿Me puedo manipular los granos?

Nunca recomendamos esta maniobra, ya que se puede producir una inflamación secundaria por la presión ejercida sobre la piel, lo que puede dejar una cicatriz residual.


¿Me puedo maquillar, poner crema hidratante y protección solar?

Sí, siempre que los cosméticos sean oil-free y específicos para pieles grasas con una textura de gel.Es imprescindible la utilización de una protección solar adecuada para evitar acentuar las marcas que pueda dejar el acné.


¿Se pueden combinar diferentes tratamientos?

Sí, de hecho al combinar diferentes técnicas conseguimos mejores resultados. Cada persona tiene una piel única y debe tratarse de forma individual estudiando qué técnica será la más eficaz para su piel en cada momento.

Solicita más información

He leído y acepto la política de privacidad

881 16 60 35