Celulitis

La celulitis es una alteración del tejido subcutáneo que afecta, en mayor o menor medida, a la mayoría de las mujeres, siendo su tratamiento uno de los más demandados en Medicina Estética.

La aparición de la celulitis se produce por la alteración de las células adiposas  que se localizan en zonas específicas, de forma que provocan acúmulos de grasa que causan un estancamiento de la microcirculación y de los líquidos.

Su evolución depende de factores hormonales, genéticos, alimentarios y ambientales.

Los avances más modernos que utilizamos en Clínica de Medicina Estética Carmen Pérez nos ofrecen soluciones poco invasivas, muy seguras y naturales. Sin embargo, será el médico el que debe elaborar la estrategia individual para optimizar los resultados, siempre dirigidos y aplicados por los profesionales más experimentados.

Tratamientos corporales

Sin cirugía

Mínimamente invasivo

Seguros y eficaces

Con productos de última generación

Aplicación en consulta

En una o varias sesiones

De 15 a 60 minutos

Práctica ambulatoria (no requiere ingreso, ni baja)

Resultados inmediatos

Tratamientos para la celulitis

MESOTERAPIA

La mesoterapia es una técnica médica no quirúrgica que consiste en la inyección intradérmica en la zona afectada de diferentes sustancias según los distintos tipos de celulitis.

Estas sustancias tienen efecto drenante, circulatorio, lipolítico o reafirmante y buscan la reducción del tejido adiposo, la activación del sistema circulatorio –ya que la mala circulación es una de las causas de la celulitis-, la reestructuración del tejido conectivo y la mejora del tono de la piel. Todo ello, proporciona una apariencia más firme.

CARBOXITERAPIA

La carboxiterapia es una terapia que se utiliza para combatir la celulitis, atenuar las estrías y cicatrices, la flacidez y reducir de grasa localizada. Es un procedimiento médico no invasivo y seguro que consiste en la aplicación del gas Dióxido de Carbono (CO2) por vía subcutánea mediante pequeñas inyecciones.

La inyección de CO2desencadena la producción de una mayor cantidad de oxígeno en dicha zona, con lo que se restablece la microcirculación, se aumenta la intensidad y velocidad de flujo sanguíneo, lo que produce una lipólisis que destruye las células grasas.

Este tratamiento está indicado para combatir:

  • Estrías.
  • Celulitis.
  • Flacidez.
  • Grasa localizada.

El tratamiento con la carboxiterapia consigue:

  • Mejorar la circulación local ayudando a la eliminación de líquidos.
  • Estimular la reorganización de fibras de colágeno y de fibras elásticas.
  • Mejorar el tono y la elasticidad de la piel.
  • Mejorar el aspecto y textura de la piel con celulitis.
  • Reducir la flacidez corporal.
  • Reducir medidas.

Ondas de choque

Las ondas de choque son ondas sonoras que transportan una gran energía acústica a una gran presión. Hace más de 25 años que se utilizan las ondas de choque en medicina, en urología, para deshacer los cálculos renales y también en fisioterapia, para tratar enfermedades de tendones y músculos.

Sin embargo, en los últimos años, se incorporan a los tratamientos estéticos para tratar la celulitis, la grasa localizada y la flacidez.

Las ondas de choque son ondas acústicas de alta potencia, por cada onda de presión hay otra de descompresión que actúan sobre los líquidos intercelulares provocando el fraccionamiento del tejido adiposo, activando la circulación de la sangre y eliminando la grasa a través de un drenaje natural. Estas ondas pasan a través de los tejidos aumentando la producción de colágeno y sin causar ningún daño secundario.

Beneficios:

  • Reducción de la celulitis. La piel se reafirma mejorando la circulación y provocando un alisamiento continuado de la piel.
  • Tonificación de los músculos. Se produce un estiramiento del muslo interno y brazos.
  • Disminución de grasa localizada. Las ondas de choque son perfectas para acabar con aquellas zonas donde tenemos grasa localizada, ya sea en cintura, caderas, abdomen o glúteos.
  • Piel lisa. La epidermis se renueva y está más joven y tersa.
  • Cicatrices y estrías. Los efectos de las ondas de choque sirven para estimular la formación de colágeno y aumentar la vascularización en la zona, mejorando el aspecto de cicatrices y estrías.

 

 

Solicita más información

He leído y acepto la política de privacidad

881 16 60 35